PADDLE SURF CON TUS HIJOS

El respeto hacia la naturaleza, el amor por el deporte, las ganas de conocer lugares nuevos y de superarte día a día son algunas de las razones que pueden llevar a todo amante del Paddle Surf a querer compartir su pasión con sus hijos. Os traemos en este artículo algunos consejos para disfrutar de tu niño a bordo de la forma más segura posible.

Y como lo más importante y tu mayor preocupación es su seguridad, comenzaremos con ello:

Emplea un dispositivo de flotación

Ninguna excusa es válida para escasear en las medidas de seguridad: da igual que el agua sea cristalina, que seas un excelente nadador o que el mar y el viento estén en calma. Todos los niños deben llevar un chaleco salvavidas homologado, en todo momento.

Para bebés menores de un año, es más que recomendable la utilización de chalecos que en caso de que caigan accidentalmente al agua, les coloque boca arriba con la cabeza fuera del agua.

Y nunca viene mal que los adultos lleven también algún dispositivo de flotación y no se alejen de la costa sin correa.

Usa protección solar

Es muy importante la protección frente a las radiaciones nocivas del sol, especialmente, en el caso de los niños. Todos deben utilizar crema solar con una protección mayor a 30.

Además, resulta igual de importante que la aplicación previa antes de la actividad (con una antelación suficiente para su correcta absorción), volver a aplicarles crema cuando haya pasado un tiempo, tal y cómo os explicamos ayer de la mano de Sunzee.

Hidrátales

Los niños son también mucho más sensibles al calor que nosotros. Por ello, es fundamental una buena hidratación: hay que darles de beber cada 15 minutos.

Una buena idea es llevar una mochila impermeable con todo lo necesario: bebida, protección solar, medicamentos… Ya sabéis, es mejor prevenir.

Enséñales bien

Como nunca se sabe lo que puede pasar, es una buena idea enseñarles acciones en caso de que sufras algún accidente: por ejemplo, a usar un silbato para pedir ayuda.

Es fundamental, trabajar con ellos, tan pronto como sea posible, la situaciones de emergencia porque en el agua nunca sobran la prevención y la seguridad.

Una vez garantizada la seguridad, nos debemos plantear otra cuestión: ¿Cómo animarles a practicar Paddle Surf? El miedo o la inquietud de los pequeños pueden suponer un problema. Os proponemos lo siguiente:

Qué experimenten

Los niños son curiosos por naturaleza. Una buena idea para que se sientan atraídos por la tabla es llevarla a casa (sin la aleta) y colocarla en el suelo para que jueguen con ella e intenten remar. Al sentirse seguros con la tabla dentro de la casa, será más sencillo que quieran unirse contigo en el mar.

También puedes colocar la tabla en el agua y que experimenten con ella allí. Es importante que la analicen y estudien ellos mismos.

Evita forzarles

No sirve de nada obligarles, lo único que conseguiremos será crearles malos recuerdos de su primera vez practicando un deporte tan especial como es el Paddle Surf. Si tienen miedo y no se acercan a la tabla, es mejor jugar con ellos y mostrarles lo divertido que es sin invitarles a subirse, hasta que quieran unirse a la diversión.

Organiza una quedada

Puedes organizar una quedada con otros padres y niños. Que vean a otros niños divertirse en la tabla puede ser lo que más les anime e incite a practicar Paddle Surf.

Una vez que el niño se siente relajado o que está jugando contigo, le puedes invitar a que se siente delante de ti, encima de la tabla, y comenzar a remar cerca de la playa, para que vea lo divertido que es y se anime a remar. Dependiendo de la edad del niño, preferirá estar sentado, de rodillas o de pie mientras remáis juntos.

Una vez que practican Paddle Surf, se presenta ante nosotros otra dificultad: ¿Cómo conseguir que sigan practicando este deporte?

Lleva una pelota u otro juguete acuático

Si tu hijo se aburre fácilmente, puede ser útil llevar una pelota y jugar a lanzarla y alcanzarla remando. Es importantísimo que se lo pasen bien.

Respétales

En el momento en que esté cansado o comience a llorar y quiera regresar a la orilla, respeta su decisión. Es muy importante que sus primeras veces practicando Paddle Surf sean divertidas y agradables, sino no querrá repetirlas.

Combínalo con otras actividades que les gusten

No todo el plan debe ser la práctica de Paddle Surf. Es recomendable dejarle nadar, saltar al agua, remar mientras tú estás descansando, etc, para que se sienta responsable.

También puedes aprovechar para enseñarle la naturaleza de alrededor, hacer castillos de arena en la orilla, organizar picnics o contarle historias fantásticas que te ocurrieron cuando practicabas Paddle Surf.

En definitiva, que sea un día inolvidable para tu hijo y, sin duda, lo será para ti.

¿Conoces alguna medida más para acercar el deporte a los más pequeños?

 

Fuente: Surfer Rule

Escribir comentario

Comentarios: 0